17 razones para desarrollar una cultura de innovación en su empresa (parte 1) – Javier Lopez Casarin
1483
post-template-default,single,single-post,postid-1483,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

17 razones para desarrollar una cultura de innovación en su empresa (parte 1)

javier joaquin lopez casarin

17 razones para desarrollar una cultura de innovación en su empresa (parte 1)

Descubra por qué tener una sólida cultura de innovación es absolutamente esencial para prosperar y sobrevivir en la era digital.

Fomentar la innovación es un objetivo noble y valioso para cualquier negocio, y especialmente para aquellos que ya han tenido éxito. Las startups tienden a pivotar como un medio básico de supervivencia. En sus primeros años, las empresas revisan por completo sus productos, estrategias y cultura.

Pero las empresas tradicionales pueden beneficiarse igualmente de la innovación. Y a menudo tienen los recursos.

Es la voluntad la que falta.

Y comienza con la cultura. En este artículo, analizaremos 18 excelentes razones por las que su empresa debe construir una cultura de innovación. No solo un nuevo equipo o un gerente senior, sino en toda la empresa y de adentro hacia afuera.

Comencemos con el resultado final.

1. Impulsa el crecimiento de la empresa

Sin duda, el mayor obstáculo para la mayoría de los directores ejecutivos es el hecho de que la innovación es una inversión seria. En algunos casos, implica pensar y crear soluciones que no afecten a los clientes de hoy. Y preferiría tener el 100% de sus recursos dedicados a obtener ganancias ahora.

Pero esto es miope y, por lo general, no es cierto. “Cuando una empresa tiene una cultura innovadora, crecerá fácilmente, a pesar de que el proceso creativo no siempre es simple”, escribe Forbes. “Los métodos probados y comprobados pueden ser confiables, pero probar cosas nuevas es un experimento que vale la pena”.

Si es demasiado rígido en su modelo de negocio, productos y mercados a los que atiende, naturalmente limita su propio crecimiento. La empresa solo puede llegar hasta cierto punto.

Solo una vez que se sale de estos paradigmas, puede realmente innovar en valor y la empresa puede crecer con un calendario completamente nuevo. En otras palabras, cambie el campo de juego y el equipo realmente puede rendir.

2. Estimula el cambio

Esta sección no se aplica a empresas perfectas. Para todos los demás, siempre hay espacio para crecer y cambiar. Y este cambio siempre debe comenzar desde adentro, con sus empleados.

Solo el 6% de los empleados cree que las buenas sugerencias y las quejas válidas siempre generan cambios. En su mayoría, no se sienten escuchados.

Una cultura de innovación en toda la empresa, en la que se escuchan las sugerencias del personal y se toman medidas, es esencial. Cuando los miembros de su equipo se sienten valorados y confiados, comienzan a buscar formas de hacer cambios positivos ellos mismos.

Y luego el cambio puede ocurrir de manera orgánica, como una parte natural de hacer negocios.

3. Asegura la mejora continua

Cuando piensas en innovación, probablemente pienses en los grandes revolucionarios de la historia. Aviones, iPhones y Google Maps. Para las grandes empresas, estos pueden reformar por completo un modelo de negocio y generar un crecimiento generacional.

Y aunque muchas estrategias de innovación tienen en cuenta estos éxitos de taquilla, las pequeñas mejoras aún pueden tener un gran impacto.

Como explica el CEO de Zappos, Tony Hsieh, “mejore solo un 1% por día y aproveche eso todos los días. Hacerlo tiene un efecto dramático y nos hará 37 veces mejores, no un 365% (3,65 veces) mejores, al final del año “.

Este es el resultado positivo del cambio proveniente de la percepción. Si se anima a todos los miembros del equipo a realizar pequeñas mejoras en sus hábitos de trabajo, esto puede generar una gran ganancia de eficiencia para la empresa.

4. Aumenta el grupo de ideas

Para muchas empresas, la cultura inventiva comienza y termina con el equipo de innovación. Ellos son los que se contratan para pensar en el futuro, mientras que el resto del negocio tiene otras cosas en las que concentrarse.

Pero esto limita la gama y el alcance de las ideas. No importa lo prodigioso que sea su “equipo de ideas” dedicado, solo tienen un número limitado de horas al día. Cuanto más pueda involucrar a otros miembros del equipo en el proceso, mayor será el potencial para nuevas ideas.

De hecho, la escala es uno de los factores más importantes para el éxito de un proyecto de ideación. Cuantas más personas participen, mejor.

Por supuesto, el desafío es asegurarse de que estas ideas sean productivas y útiles. Pero no es probable que la escasez de comentarios sea un problema.

5. Aumenta la diversidad en el lugar de trabajo

Es prácticamente un evangelio que la diversidad es buena para los negocios. Si tiene diferentes antecedentes y voces en la empresa, evita ciertos sesgos que pueden impedir el crecimiento. Sus clientes son diversos y sus equipos comerciales también deberían serlo.

Una cultura de innovación apoya este objetivo de varias formas. Primero, si la innovación es una prioridad, naturalmente buscará pensadores únicos durante el proceso de contratación. En lugar de una alineación sencilla, conocerá candidatos que piensan y se ven diferentes.

También fomentará la diversidad de pensamiento dentro de su personal actual. Cuando todos saben que sus ideas individuales son válidas y deseadas, los libera para expresarse y alcanzar su máximo potencial.

Por último, es probable que tenga más diversidad en sus proyectos y productos. Las empresas establecidas pueden caer en la trampa de hacer siempre las cosas de la misma manera.

Resolvemos problemas como este.

Necesitamos más clientes. Así es como siempre los encontramos.

Si bien esto puede brindar previsibilidad a sus equipos comerciales, es casi seguro que limita el crecimiento. Si la estrategia es siempre la misma, no puede esperar mayores recompensas. No puede permitirse quedarse atascado en el mismo patrón de producción y usar las mismas estrategias de resolución de problemas.

Cuando tienes una cultura de innovación próspera, evitas que esto suceda.

6. Identifica nuevas áreas de innovación

Si limita la innovación a un equipo, también limita la gama de proyectos en los que es probable que trabaje. A menudo pensamos en los productos nuevos como el resultado principal de la innovación, pero se pueden realizar mejoras y actualizaciones en todo el negocio.

Esto puede resultar en un progreso continuo más pequeño que mantiene a la empresa en movimiento de manera eficiente. Podría ser el equipo de recursos humanos que presenta una nueva herramienta de nómina o las unidades de ventas que prueban un nuevo formato para reuniones de pie.

Si a las unidades de negocio se les enseña “la forma correcta” de hacer las cosas y no se las anima a innovar, es probable que se quede estancado en el status quo.

Cuando se anima a toda la empresa a innovar, surgen oportunidades inesperadas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.